martes, 12 de enero de 2010

El Dia D de Robert Capa



El 6 de Junio de 1.944 es el dia D, hora H. Se lleva a cabo el gran desembarco en Normandía, la gran invasión de Europa por parte del grueso de los ejércitos americano, británico y el resto de aliados como fueron holandeses, australianos, canadienses, franceses, noruegos, griegos, etc...
Entre las tropas de desembarco se encontraba un húngaro-judío llamado Ernest Andrei Friedmann, más conocido como Robert Capa (en realidad era un seudónimo que cobijaba a dos personas, la otra era Gerda Taro, creo que la primera fotógrafa de guerra), uno de los dos fotógrafos elegidos para cubrir el evento en primera linea de fuego, fue elegido porque era el mejor como ya había demostrado en el resto de la guerra en frentes como el norte de África o Italia y sobre todo en la Guerra Civil Española.
Tenía una máxima que decía "Si tus fotos no son lo suficientemente buenas, es que no te has acercado lo suficiente". Llevo esta máxima hasta las últimas consecuencias.

Desembarcaría en el sector de la Playa de Omaha bautizada como Easy Red con la Compañía E...y en la primera oleada. Tenía otras dos opciones, una era la Compañía B cuyos objetivos parecían más interesantes, y también podía acompañar al coronel Taylor al mando del 16 Regimiento de Infantería de la 1º División, si acompañaba a este regimiento podía estar cerca de la acción y además más a salvo. Sin embargo optó por ir con la Compañía E, en Sicilia había ido con ellos y ya sabía de lo que eran capaces. Más riesgo, mejores fotos. Por eso era el mejor, siempre estaba en primera linea de fuego.
Embarcaron en el U.S.S. Chase. La mañana del día D los formaron a todos a la espera de las primeras luces, en cuanto Helios apareció por el horizonte los hombres empezaron a bajar a las barcazas a la vez que los vómitos cubrían el suelo de las mismas...nervios.
La barcaza de aproximaba a suelo francés, la distancia que quedaba hasta la playa era directamente proporcional a la cantidad de fuego alemán que recibían. En cuanto el transporte tocó tierra, se bajó inmediatamente el portón y los hombres salieron raudos, el agua llegaba hasta la barbilla y las balas, obuses y fuego de mortero volaba por doquier. Capa tuvo la sangre fría o la demencia de quedarse un instante en la pasarela a tomar la primera foto, el mismo instante que le costó al piloto el pegarle una patada en el culo y echarlo al agua.


Hace falta estar loco para pararse a hacer esta foto...como quién va al Escorial, vamos.

A partir de aquí si habéis visto la famosa secuencia del desembarco en "Salvar al soldado Ryan" os podéis hacer una idea de lo que pasó y Capa y el resto de la Compañía E, un auténtico infierno. Escondiéndose donde podían, acojonados porque cada muy poco moría alguien que tenían al lado y pensando que la siguiente ráfaga de ametralladora llevaba su nombre, no quedándose mucho tiempo en el mismo lugar.
Capa no estaba allí con un fusil, si no para hacer fotos, salvar el culo y volver para entregarlas. Yo como aficionado a la fotografía cada vez que llueve y estoy de "safari" me acuerdo de todo lo habido y por haber. Capa lleva sus dos Contax envueltas en hule para evitar que se le mojaran. No puedo siquiera imaginarme de que pasta estaba hecho este tío para estar en el desembarco de Normandía, la operación militar más grande la historia, sacando fotos bajo una cortina de fuego infernal, tirado en la arena con el agua cubriéndole parte de su cuerpo, mirando a través del visor, enfocando, disparando, vigilando donde caían los morteros, moviéndose entre cientos de muertos, cambiando el carrete con las manos mojadas y llenas de arena...en fin, una locura.
Y esa locura le pasó factura, como a muchos miles de soldados ese mismo día.


La cara de alegría del soldado lo dice todo.

No acertó a cambiar el último rollo de película del shock que llevaba encima y ya no pensaba por si mismo, vio un pequeño barco del cual bajaban sanitarios, corrió hacía el agua y se metió en el mar hasta el cuello sosteniendo sus dos cámaras por encima de la cabeza, subió al barco y en ese mismo instante acertó de lleno un obús, reventó la mitad del transporte y a dos soldados que estaban al lado de Capa.
El piloto salió de allí pitando y se dirigió con buenamente pudo hacía el barco nodriza, cuando llegaron y antes de que se hundiera tuvieron que pasar los muertos y heridos en una tarea sin tiempo, Capa ayudo lo que pudo.
Llegaron al U.S.S. Chase, la cubierta esta repleta de cadáveres y heridos, Capa hizo fotos pero ya no pudo más, se desmayó. "Caso de agotamiento" ponía en un papel colgado al cuello cuando se despertó en una litera.

El otro fotógrafo elegido para cubrir el desembarco ni siquiera abandonó el buque, Capa fue recibido como un héroe y sus fotos eran increíbles.
Aquí llega la risión de esta historia. Mandó las fotos al laboratorio de Londres de la revista Life para la cual trabajaba en ese momento, el asistente al ver los negativos se emocionó, y tanta fue la alegría que se paso de dar calor al secar los negativos, De 107 fotografías dignas todas ellas de un Pulitzer, sólo se pudieron salvar 8, todas desenfocadas, en la revista dijeron que Capa había temblado al tomarlas, es posible, pero el desenfoque fue también debido al calor. No se como Capa no mató al asistente. Tanto riesgo para que alguien en una oficina no sepa hacer bien su trabajo. Lamentable.


Siempre por los pelos, Capa ayudo a montar la ametralladora que disparaba este soldado americano muerto en un balcón de Leipzig.

Y ahora vamos con las cositas que nos gustan.

-Capa se ganó la fama mundial con la fotografía "El miliciano que cae", una foto real como la vida misma digan lo que digan quienes lo digan. Capa se jugó el cuello siempre, y la Guerra Civil fue su bautismo real de fuego, dignas de mención son sus fotos del sangriento y helado "Frente de Teruel".
Hay que reseñar que Capa solía llevar en sus Contax un objetivo fijo de 35 mm., hay que acercarse mucho para sacar una buena foto, no es un teleobjetivo de 200 mm que acerca las cosas, y estamos hablando de acercase no en foto de moda o de belleza, si no de guerra.


Este día no era el primer miliciano que veía caer en esa misma posición. La foto es BRUTAL.

-Estuvo en primera linea de fuego siempre que pudo, para ello se movía como pez en el agua entre mandos militares para conseguir su propósito de ir al frente.
Estuvo en Túnez, Argelia, Sicilia, Nápoles, Normandía, la Liberación de París, Berlín, hasta tres veces se tiró en paracaídas para estar allí donde la acción requería de su cámara. Sabía elegir muy bien donde estaba el jaleo.
Elegía tan bien que murió por pisar una mina en Indochina, haciendo un reportaje para Life acompañando al ejército francés.

-El 24 de Agosto de 1.945 se "toma" París, lo pongo entrecomillas ya que la resistencia era bastante floja. Patton en un gesto de buen rollo decide que los primeros en entrar sea la II División Acorazada del general Lecrerc, pertenecen al Ejército de la Francia Libre. Los primerísimos en entrar son españoles, con un par, pertenecen a "La Novena", así se conocía a la famosa 9ª Compañía integrante de esa II División, estaba compuesta por unos 2.000 republicanos españoles (y alguna nacionalidad más) que habían huido de Franco...eran soldados de primerísima calidad debido a su experiencia. Al mando estaba el capitán Raymon Dronne.
Van a bordo de semiorugas, tanques y vehículos blindados, con nombres de batallas de la Guerra Civil como Ebro (que fue el primero que entro en París), Guadalajara, Brunete, Guipuzcoa, Guernica, Belchite o Teruel.
En este último, el Teruel, Capa entra en París. Cuando se están haciendo los preparativos para la entrada en la Ciudad de la Luz, Capa se mueve entre ellos a ver si conoce a algún mando, al escuchar hablar a los soldados se da cuenta que son españoles y además viendo el nombre del blindado les dice "Eh, dejarme ir con vosotros, yo estuve en el Frente de Teruel, soy de los vuestros".
Una vez más, el primero de la fila.


Cualquiera diría que es un prisionero alemán en Saint-Laurent-Sur-Mer. 1.944. Vaya pose.

Y hay más...mucho más que contar sobre este personaje.
Estaba muy bien relacionado con la flor y nata de la cultura americana y europea, con Hemingway las liaron pardas en bastantes ocasiones en el avance aliado por Francia. Dalí, Picasso, Steinbeck, Matisse... era habitual verlo en su compañía.
Fundó la agencia Magnum Photos.
Trabajó para Vu, Regards, Ce Soir, Weekly Illustrated, Life, Life Magazine, Collier´s.
Eisenhower le impuso la medalla a la Libertad por su labor en la II Guerra Mundial.
Todo esto y más andanzas en sólo 40 años de vida. Murió como ya hemos dicho al pisar una mina en Indochina en 1.954.
Sobre todo, y esto le da más valor a su trabajo, hasta que acabó la guerra no lo tuvo nada fácil debido a su nacionalidad, era húngaro.

Ligeramente Desenfocado
Los negativos perdidos de Capa
Fotos de Capa en Magnum