viernes, 22 de agosto de 2014

Visitando Britones Ilustres (I)

Estas vacaciones he estado por la Pérfida Albión, recorriéndola de norte a sur, y de este a oeste, con paisajes, edificios y pueblos muy bonitos que alegran la vista, aunque para esto me quedo con Escocia, sin embargo he podido estar en sitios muy relacionados con personajes que de una manera u otra cambiaron la historia incluso mundial. Y otra cosa no, pero estas cosicas los ingleses lo cuidan como si fuera parte de su hist...oh wait!, ya sabéis por donde voy.
Me tendréis que perdonar la calidad de las fotos, están hechas con el móvil, las buenas, las qué estánm hechas con la cámara, duermen el sueño de los justos esperando a ser descargadas de la tarjeta de memoria, y la buenas, retocadas...¡y me de un perezón!.

La primera , catedral de Canterbury. Aquí hay tema para aburrir, pero sólo me centrare en los personajes.
El primero, Eduardo de Woodstock, Príncipe de Gales, mas conocido como el Príncipe Negro, aquí esta enterrado. Figura principal en la Guerra de los Cien Años que enfrento a ingleses y franceses, junto con su padre, el rey Eduardo III, comandaron el ejercito que derroto a los segundos en Crécy, la famosa batalla en la que varios miles de arqueros destrozaron a la flor y nata de la caballería y nobleza francesa. Eduardo, con 16 años, pie en tierra lucho como un peón más hasta el punto de ser rebasado por las tropas francesas y pidiéndole refuerzos a su padre, este se los negó argumentando que ya era de que se ganara por si solo las espuelas de caballero. Y lo hizo. 
Fue en esta batalla donde Eduardo, al derrotar casi en combate singular al rey Juan I de Bohemia, ciego, y conmovido por su valor, pidió permiso a su padre para adoptar en su escudo las tres plumas de avestruz que este llevaba en su casco, y que ahora las podemos ver, por ejemplo, en la camiseta de la selección galesa de rugby.

 Este es el hombre, la efigie apoya los pies en un perrete, puede ser su mascota o su perro de caza favorito. Al lado de la tumba están expuestos el casco, los guanteletes, el escudo y la sobrevesta (túnica sin mangas que iba colocada encima de la cota de malla) que llevo en vida, a mi con estos detalles se me gana fácil.


Y el segundo, Tomás Becket, luego Santo Tomas de Canterbury. Arzobispo de Canterbury y Lord Canciller de Inglaterra. Personaje con una carrera meteórica debido a su inteligencia y sagacidad, y que se enfrento a quien no debía, al rey Enrique II, otrora amigo fiel y compañero de cacerías. No me enrollaré más en su vida, pero vale la pena perder un rato. Fue asesinado dentro de la propia catedral el 29 de diciembre de 1170 por cuatro caballeros normandos que creyeron ordenes lo que eran solo deseos del propio rey.
Hay que ponerse en situación para imaginar la que se lío en el país y en toda la cristiandad con el asesinato de Tomás, cabeza visible de la Iglesia en Inglaterra y su líder espiritual. En aquella época, donde la Iglesia era intocable (algo mas que ahora, pero poco), que cuatro caballeros con la armadura y espada en mano, irrumpieran en la catedral y lo mataran en suelo sagrado, ojo. De hecho los cuatro tuvieron que huir a uña de caballo y posteriormente fueron excomulgados por el papa, esto era peor que la propia muerte. Al poco tiempo ya era mártir, y fue objeto de culto incluso en España.

Aquí mismo lo mataron, estas cosas, y otras, las saben porque tienen todo bien apuntado y no tiran nada a la basura. Y es de agradecer.


Siguiente parada, Portsmouth, aquí también nació Charles Dickens, pero no da tiempo a todo, visita obligada al museo de la Royal Navy, y lo que hablamos, la falta de tiempo sólo dio para ver el HMS Victory, ALUCINANTE, si vais ni dudéis, entrad a verlo. Es el buque insignia que llevó Horatio Nelson en la batalla de Trafalgar, un pedazo de navío de linea como la copa de un pino, es el único de la época que ha llegado a nuestros días, en España los teníamos mejores, pero lo de siempre...
La nave está tal y como debió de estar en la propia batalla, es una maravilla, insisto, ¡y cómo no van a rendir homenaje a su marino más ilustre!, en la cubierta y justo donde cayo herido victima de un disparo de fusil desde otro barco, no se sabe de cual, hay una plaquita que lo recuerda, y bajo cubierta, en el último piso, otra placa recuerda el lugar exacto donde lo dejaron en manos del cirujano, y donde murió finalmente, rodeado de muchos de sus oficiales. Yo me decía, "joder, estoy pisando donde murió este hombre". Es algo que si no lo sientes, no se puede explicar de ninguna manera.
Hay incluso una copia, en el mismo lugar, del barril de brandy en el cual metieron su cuerpo para conservarlo hasta su llegada a puerto inglés.

La plaquita en cubierta, por cierto ¿alguien se acuerda/sabe que a Nelson casi lo liquidan por pasarse de listo intentado conquistar Santa Cruz de Tenerife, y que allí perdió el brazo, aparte de rendirse?
Esta foto en concreto es mala de narices, pero no se podía poner flash, dice así:
"Vice-Admiral Horatio Lord Nelson died of his wounds on this deck 4.30pm Monday 21 October 1805"

Y de aquí era también Isambard Kingdom Brunel, que nació un 9 de abril de 1806, es el 2º personaje británico más importante de todos los tiempos en una encuesta hecha por la BBC, ahí es nada.
¿Quién era este señor? Pues un crack de la ingeniería civil, aparte de realizar numerosos puentes para el ferrocarril, varios de ellos increíbles, e impulsor de la linea ferroviaria y en algunos tramos con ¡trenes atmosféricos!, también diseñaba transatlánticos y barcos a vapor, con 20 añitos fue el ingeniero jefe auxiliar, (la obra la llevaba su padre, otro figura) para la construcción del túnel bajo el Tamesis, una obra de aúpa, os recomiendo que leáis este enlace para saber en qué consistió exactamente esta empresa.

En este punto estaba su casa, o por aquí cerca.


Estación de destino: Woodstock, Palacio de Blenheim. Lugar de residencia de los duques de Malborough y lugar de nacimiento de Winston Churchill, un 30 de noviembre de 1874.
El palacio en sí es bastante majete, es de 1720,  teniendo en cuenta que no es residencia real, y aún así se le llama palacio, es caso único. Lo que mola realmente son los exteriores, los jardines, lagos, bosques, es una gozada pasear por allí, exteriores que no están así por casualidad, se mandó a un paisajista de la época que se marcara un jardincillo acorde con el palacio, y lo consiguió hace ya más de 300 años. Así tienen los árboles que tienen, algunos troncos poseen un diámetro abusivo.
El primer duque de Malborough, John Churchill recibió la propiedad para construir el palacete, aunque su construcción casi les arruina, como pago de agradecimiento por su victorias antes los franceses en la Guerra de Sucesión Española, el nombre del palacio, Blenheim, es una de sus victorias más brillantes, era un comandante fino y elegante, y junto con Wellington y Nelson forman el trío calavera para el francés, les dieron hasta en el cielo de la boca.
Y que decir de Winston Churchill, para mi una de las más importantes biografías de la Historia, me parece un tío grande de verdad. Pues aquí nació, por supuesto es familia de los duques, su padre, Lord Randolph Churchill era el tercer hijo del séptimo duque de Malborough, algo del primer duque llevaba en la sangre, sin duda. Además hay una exposición bastante completa sobre él mismo.
Un dato curioso, en el escudo de armas de los Malborough, y por tanto también en el de Winston, aparece un lema que está escrito en español "Fiel Pero Desdichado", y esto es debido a que el primer duque cayó en desgracia durante la Guerra de Secesión Española, tuvieron que irse exiliados, por su excesiva fidelidad a la corona.

Entrada principal al palacio

Vista muy pequeña de parte del lago y jardines desde la entrada oeste 

En esta cama nació Churchill, una de las personas que con su retórica y determinación, hizo que el Reino Unido y la Commonwealth aguantaran por tierra, mar y aire a la Alemania nazi durante casi dos años. Si su precedesor, Chamberlain, hubiese seguido en el cargo, seguramente a día de hoy estaríamos hablando de otra cosa.
Sí, el de la foto soy yo con cara de susto, venían cienes de turistas orientales, todos a la vez.