miércoles, 1 de abril de 2015

Órdenes de batalla de Wellington en Waterloo

Y más concretamente destinadas para la casa de campo de Hougoumont.
Esta edificación estaba antes de la batalla justo a mitad de camino entre los dos ejércitos, en el flanco derecho aliado, así que antes siquiera de formar a las armadas para el asalto final, Wellington mandó tomar la deshabitada, en esos momentos, edificación para crearle un problema adicional a Napoleón, no podría mandar a sus lineas más allá de la granja sin tomarla antes y dejarla en su retaguardia. Al frente de este contingente de tropas estaba el coronel James Macdonnel, escocés de pura cepa del clan Macdonnel de Glengarry, entre otras unidades estaban los propios Coldstream Guards, regimiento también escocés y más antigua unidad del ejército británico, y los temibles jägers alemanes

En este mapa se aprecia perfectamente el quebradero de cabeza que supuso Hougoumont para los ejércitos imperiales



Hougoumont desde el aire.
Napoleón gastó mucho tiempo y lo peor, muchas fuerzas en intentar tomar esta granja y no pudo, alrededor de 14.000 elementos fueron mandados allí a lo largo del día, fue absolutamente imposible, la defensa aliada de esta granja fue colosal, hasta siete veces intentaron los franceses tomarla al asalto. A punto estuvieron cuando consiguieron abrir la puerta norte, que daban al patio interior, pero en una acción heroica, varios elementos de los Coldstream, entre ellos el propio coronel Macdonnel, las consiguieron cerrar de nuevo y evitar que se colaran dentro más unidades francesas tomando la granja por superioridad numérica.

Puerta norte a punto de caramelo.
Puerta norte desde fuera
Wellington sabía que Hougoumont era clave, tanto que de tomarla Napoleón y sus tropas, podría centrarse en atacar de frente y sin contemplaciones a la linea aliada, así que continuamente mandó tropas de refresco y artillería como apoyo. Él mismo declaró al acabar el enfrentamiento: "El éxito de la batalla se debió al cierre de las puertas de Hougoumont". Fue una batalla dentro de la batalla.

Estas son las órdenes que manda Wellington, escritas de su puño y letra, al coronel Macdonnel. Nótese que la letra es bastante legible y pulcra, dadas las circunstancias. Da instrucciones muy claras y precisas, demasiado, quería tener todo absolutamente controlado, y al parecer Wellington daba poca cancha a sus oficiales, en contra de la normal en aquella época.

Órdenes de Arthur Wellesley, más conocido como duque de Wellington
"I see that the fire has communicated from the hay stack to the roof of the château. You must however still keep your men in those parts to which the fire does not reach. Take care that no men are lost by the falling in of the roof or floors. After they will have fallen in occupy the ruined walls inside of the garden, particularly if it should be possible for the enemy to pass through the embers to the inside of the house”.

"Veo que el fuego se ha comunicado desde la pila de heno al techo del castillo. Debe sin embargo aún así mantener a sus hombres en aquellas partes a las que el fuego no llega. Tenga cuidado de que ningún hombre muera por la caída del techo o suelos. Después de que hayan caído, ocupe los muros en ruinas en el interior del jardín, sobre todo si es posible para el enemigo pasar a través de las brasas al interior de la casa ".



La granja se quedo hecha una piltrafa, ahora, para el 200 aniversario de la batalla, se está recuperando. Esta iniciativa está auspiciada entre otros por el actual duque de Wellington y el escritor de novela histórica Bernard Cornwell. Página del proyecto

Muy recomendable que le echéis un vistazo a esta página

Placa conmemorativa para los Coldstream Guards en Hougoumont.